sábado, septiembre 01, 2007

Aboriginal Peoples Televison Network

Aboriginal Peoples Televison Network

 

Veo muy poco la tele. Mi sobrina Alexa se avergüenza de mi ignorancia cuando comentan sobre las últimas series, anuncios, o temporadas. No la veo porque cuando lo hago estoy pegada dos horas  a la pantalla, a veces sin encontrar nada interesante,  y cuando me retiro  estoy  más vacía que cuando me senté.   En mi casa tengo un televisor  de casi 20 años de edad que  sólo enciendo cuando rento o me prestan una película. Pero cuando salgo de viaje casi de manera inmediata prendo la tele para ver el mundo desde la pantalla con una sed que yo misma no reconozco.

   Lo anterior  para justificar que aquí estoy picada con el  canal 46 que se llama Aboriginal Peoples Televisión Network. Una cadena  nacional hecha por, para y  sobre los aborígenes  de las primeras naciones (amerindios canadienses), los inuit (esquimales)  y los métis (mestizos de  indios Cree, Ojibway y Salteaux  con británicos y franceses).  Su objetivo es dar a conocer a  Canadá y al mundo sus historias  a través de  documentales,  noticieros, series para niños,  cocina, programas educativos y barras de entretenimiento.  El 70% de los programas son producidos en Canadá por directores, guionistas, escritores y actores aborígenes, de los cuales el 55% se habla en inglés, el 15% en francés y el 30% en una variedad de lenguas aborígenes.

    Para que este proyecto saliera al aire  como cadena nacional en 1999, después de 20 años de ser un canal independiente,  hubo un referendo  y diez millones de personas (la población total es de 33 millones)  votaron por el incremento de 15 centavos  en impuestos para financiarla. 

    Prendo la televisión en la noche,  a las 10 que es la hora de la película,  ofrecen un filme  donde  hay personajes  aborígenes, montañas y  muchos animales.   En cuanto al fenotipo  de los actores si no  fuera por las plumas o las pieles no podría distinguir entre  un hawaiano, un chino asoleado  y un esquimal, incluso hasta cierto tipo de mexicanos.  Pero  el tema ya define todo. Una serie se llama Mocasines planos y la acción se ubica en una región en Regina del mismo nombre.  Otra serie se llama Canadian Geographic  y se concentran el alces, osos, águilas.  La otra tarde me entretuve  con un programa para bordar y hacer joyería hablado en sabecuál lengua pero doblado al inglés.  Los “tipi tales”, que no he podido ver, es un programa para niños hecho con títeres que ilustran las siete enseñanzas sagradas de la espiritualidad aborigen que me moriría de ganas de conocer.  En el programa “Visita a los mayores” los viejos son los sabios que pasan el conocimiento a las nuevas generaciones, portan su ropa tradicional y hablan su lengua.  Los noticieros entrevistan al jefe  del tal región que  también tiene una plaza en el  senado, o a los maestros  aborígenes y sus problemas en la educación.   El programa de cocina lo conduce un chef de nombre Woolfman, no invento nada, y comenta sobre guisos con carne de Caribú, conejo, ciervo. Todos son gente orgullosa de su raza y no tratan de teñirse el pelo de rubio ni operarse la nariz o las arrugas, mucho menos tener el cuerpo de Barbie. Son normales, preciosos, con la belleza de la vida  entera que acepta las diferencias.

      Sobra decir que el tema me parece muy interesante,  a pesar de la localidad o precisamente por eso, y que lamento que en México no haya una empresa de esta magnitud  e importancia, con presupuesto y visión, para la riqueza indígena. Así que  cuando enciendo el televisor de mi cuarto lo primero que hago es asomarme a ver qué ofrecen en  APTN: me entero de que hay bosques de salmón, lo importante de no prevenir incendios,  los retos que enfrenta esta cultura,  y hasta cómo hacer un atrapasueños.  Lo que ya sé de seguro es que  hombres  y mujeres saldrán  con el pelo largo y lacio como la lluvia, habrá muchas montañas y nieve, caballos y camionetas  pick up al por mayor, según la época,  y  los niños sonreirán harto.

 

 

No hay comentarios.: