domingo, agosto 19, 2007

Precauciones

Precauciones

 

En la parte  más alejada  del campus están ubicadas las cabañas de práctica para músicos y la colonia de los  estudios Leighton, donde se ubica el mío.  Esto es casi al principio del bosque, por tanto es el lugar más  verde, solitario y tranquilo;  también el más expuesto a animales salvajes.  Va aquí, traducida, la lista de precauciones que recomiendan.

  “Sobre osos. Camine  con la cabeza en alto y mire a su alrededor. Haga ruido. Deje saber a los osos que usted está aquí.  Si piensa hacer una excursión y va sólo únase a un grupo. Déjeles saber que se sentiría más seguro si les acompaña. Cargue siempre su spray para osos y busque señales de que hay un oso en el área: piedras y troncos volteados,  huellas o heces fecales. Si algo de esto se ve fresco deje el área inmediatamente.  Si llega a toparse con un animal muerto abandone  el lugar y repórtelo a servicios a la comunidad.

  “Si llega a encontrar un oso mantenga la clama, no grite ni se agite. Así el oso se sentirá más seguro (sic). No haga contacto  visual. Hable en voz baja y lenta. Camine hacia atrás pero NUNCA corra. Esté preparado para una amenaza o para un ataque real.  Es difícil pero importante mantener la calma en momentos críticos.

  “Si un oso lo ataca acuéstese boca abajo para proteger los órganos, separe las piernas y cubra la nuca con sus manos. Si el ataque dura más de unos minutos empiece a  pelear.  Déjele saber que usted no es presa fácil.

    “Sobre Ciervos. Hembras y machos pueden atacar en cualquier momento. Especialmente en la época de apareamiento (septiembre y octubre)  y de nacimiento de los críos (mayo a julio). Algunos de los ciervos agresivos ya han sido marcados en la oreja o con  una mancha de pintura a la altura de la cadera.  Usted puede identificar que son agresivos cuando: tienen la cabeza en alto, las orejas hacia atrás, enseñan los dientes y hacen contacto visual. Si es atacado escóndase detrás de un árbol o de cualquier objeto grande.

     “Sobre Jaguares. A los jaguares se les mira poco porque son criaturas solitarias y nocturnas. Evite encontrarse con uno viajando en  grupo y haciendo ruido. Si llega a toparse con uno enfréntelo y  camine despacio hacia atrás. Esté seguro de dejarle una vía de escape. No se haga el muerto, trate de parecer más grande estirando los brazos o cargando un objeto. Grite. Mueva los brazos o una vara hacia enfrente y hacia atrás. Si le avienta rocas quizá pueda evitar el ataque. Si lo atacan, pelee.”

              Después de leer esto  las largas caminatas  a solas, que tenía planeadas para inspirarme, se reducen a cero. Además es la época de las cerezas de las que se alimentan los osos y  constantemente hay avisos  que advierten  “oso en la zona”. Las leyendas de artistas atacados por osos o jaguares son pocas pero verdaderas.  Así que básicamente estoy en el campus y  a veces voy  al pueblo. Yo que pensaba que vivir en el D.F. era peligroso.

No hay comentarios.: